EL CUIDADO DEL ORO

EL CUIDADO DEL ORO

El cuidado de un metal precioso. El cuidado del oro.

Este precioso metal es uno de los mas manejables del mundo. Una sola onza puede alargarse tanto como un finísimo alambre de 5 millas de largo. Pueden hacerse láminas tan finas, que pueden dejar pasar incluso la luz. Además, el oro es también un excelente conductor de calor y, por ello, se utiliza también en muchos aparatos eléctricos y médicos. Como disipadores de calor para proteger piezas electrónicas muy delicadas. También es conocido y utilizado en tratamientos de belleza o incluso se combina con comidas o bebidas como el champán con partículas.

 

¿Por qué pierden brillo?

  • La joyería de oro debería estar  completamente seca antes de guardarla.
  • El uso de abrasivos para su limpieza. O cepillos duros, esponjas. O limpiar elementos de jardín o cocina con piezas de oro en las manos, provoca rasguños y acumula suciedad en la superficie. Siendo como es un metal noble es relativamente fácil su cuidado.

 

¿Cómo evitar el ennegrecimiento o la pérdida de su brillantez inicial?

Metal noble, no se mancha. Pero el uso de aceites, cosméticos, cremas para la piel, lociones para el cuerpo, maquillaje u otras sustancias, generan una capa superficial que altera su color. Hasta oscurecer aquella pieza que al comprar poseía el brillo de los dioses.

  • Guarde sus piezas en un lugar seco y preferiblemente hermético.
  • Guarde las piezas en un recipiente/joyero  forrado con telas.
  • Evite contacto con sudor, perfume, cosméticos….
  • No amontone las joyas en un cajón. Algunas piezas pueden rayar a otras. Manténgalas separadas., mediante bolsas de paño o gamuzas

 

Cuidados básicos:

Limpie las piezas de oro con relativa frecuencia para mantener su brillo y belleza. Como mínimo hágalo al ponérsela y al guardarla con una gamuza LIMJOY.

 

Gamuza para limpiar y pulir las joyas de oro LIMJOY:

Frote suavemente la superficie de su joya con el paño para obtener instantáneamente un brillante esplendor. El paño puede ser de distintos tamaños y con impregnación química. Que añade una especial protección  a su joya.

Advertencia: No lave el paño, perdería su impregnación.